Retos de la Educación en Nicaragua en el marco de los ODS

Declaratoria I – 2017.

FORO

“Retos de la Educación en Nicaragua en el marco de los ODS, la humanización del desarrollo, y la Integración Centroamericana y del Caribe”

 

Las organizaciones de la sociedad civil nicaragüense, convocadas por el Comité Consultivo del Sistema de la Integración Centroamericana-CCSICA, capítulo Nicaragua, reunidos en Managua el 21 de febrero del 2017, con el objetivo de “Reconocer la situación de la Educación de Nicaragua desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en perspectiva Centroamericana, en la búsqueda de mejorar los actuales sub-sistemas de la educación en cuanto a su calidad y pertinencia”

 

Considerando que:

  1. La educación es un bien público colectivo y un derecho fundamental.
  2. La educación debe constituirse en un punto de encuentro de todos los actores presentes en la sociedad nicaragüense y Centroamericana.  
  3. La educación es una responsabilidad ineludible de los Estados Nacionales.
  4. La educación es la mejor inversión para el desarrollo del presente y futuro del país y la región.
  5. La región centroamericana se encuentra en un momento clave para aprovechar positivamente el Bono Demográfico (población económicamente activa joven).
  6. El déficit de la región centroamericana y los retos que le plantea el contexto mundial, requieren de una educación centrada en las personas, que genere capacidades de pensamiento crítico, creativo, innovador, y de habilidades para la vida.
  7. La educación es el medio más efectivo para la construcción de una cultura ciudadana, de paz, democracia, desarrollo y libertad. 

 

 

Proponemos

 

    1. Asumir la educación como una inversión y no como un gasto, destinando el 7% del Producto Interno Bruto (PIB) por parte de los Estados Centroamericanos y del Caribe, que aún no lo cumplen.
    2. Dignificar la carrera docente a través de la formación y profesionalización del magisterio y una remuneración salarial digna y homologada.
    3. Conceptualizar y definir indicadores de Calidad Educativa, que permitan evaluar y adoptar estándares básicos que integren las sensibilidades educativas emergentes como la ciudadanización de la educación, la perspectiva de género y medioambiental, la inclusividad, el respeto por la diversidad, la cultura laica y de paz.
    4. Cumplir con el número de horas establecidas en el calendario escolar para garantizar la eficacia del proceso de enseñanza-aprendizaje.
    5. Valorizar la educación técnica como medio para garantizar el desarrollo socioeconómico del país y el bienestar de la población juvenil.
    6. Establecer un curriculum participativo, flexible, accesible, pertinente y contextualizado.
    7. Desarrollar procesos educativos descentralizados que partan de actores con un liderazgo municipal beligerante, crítico, autónomo y propositivo.
    8. Considerar una formación docente sistémica y reflexiva de sus prácticas pedagógicas.
    9. Garantizar una cobertura e infraestructura adecuada, suficientes recursos didácticos y el acceso a tecnologías de la información y la comunicación.

 

Finalmente convocamos a todos los actores vinculados a la educación como un derecho, al establecimiento de un diálogo permanente que conlleve a la construcción de una Agenda Educativa Nacional y de Consenso que afronte exitosamente los retos actuales.

 

Dado en la Ciudad de Managua, Nicaragua a los veintiún días del mes de febrero del año dos mil diecisiete.

 

 

¡La Educación es un derecho fundamental y un bien público colectivo que a todos nos incumbe por derecho propio, hagámoslo valer!