Recordemos que lo único constante es el cambio