Juventud de Fe y Alegría construye “camino al andar”

Bajo el lema “Somos caminantes construyendo paz” el pasado 11 de mayo del corriente año, se desarrolló en Managua, Nicaragua el Taller Internacional de Juventudes, en el cual participó la delegación de Fe y Alegría Guatemala, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Colombia y Nicaragua.

Jóvenes líderes, docentes acompañantes y promotores técnicos fueron convocados a este taller, que desde la propuesta metodológica de FormAción para la ParticipAcción busca fortalecer la apuesta de Fe y Alegría en las juventudes como sujetos de derechos en el compromiso por la transformación de sus realidades.

Las y los jóvenes compartieron en este espacio que duró cuatro días los diferentes procesos que han venido desarrollando desde sus contextos como chavalas y chavalos líderes organizados, reafirmando su compromiso social desde una participación activa para seguir incidiendo en las situaciones de violencia a las que se enfrentan, desde una convivencia respetuosa y pacífica en su ejercicio pleno como ciudadanos y ciudadanas para aportar a la cultura de paz.

Yorman Cadaví, joven participante en representación por la delegación de Colombia expresó que las juventudes de Fe y Alegría nos transformamos para incidir en la transformación social.

Por otra parte, este taller pone en escena la lógica del trabajo a desarrollar como Red Generación 21, una red conformada por hombres y mujeres de 21 países donde está presente Fe y Alegría, que tiene la intencionalidad de incidir en la transformación de los territorios desde los procesos de protagonismo juvenil.

El encuentro permitió tener mayor claridad de cómo funcionará la red y cómo se debe de organizar a nivel local, también pensar en cómo trabajar con una mirada más federativa para aportar al trabajo en red con otros y otras.

En otro momento del taller, el director general de Fe y Alegría Nicaragua, Padre Everardo Víctor S.J conversó con las juventudes de Fe y Alegría acerca de los contextos sociales en los cuales están incidiendo para lograr cambios significativos desde su papel protagónico, además aprovechó el espacio para invitarles a seguir soñando y contribuyendo en la construcción de sociedades más justas y equitativas.

Las y los jóvenes de Fe y Alegría coincidieron en que unidos lograrán cambios importantes en sus contextos, dejaron en manifiesto que el reto que los mueve como juventudes es lograr construir espacios de participación e incidencia en las esferas de lo público, para así lograr transformar lo que no está bien.

El evento concluyó con una noche cultural, donde cada delegación puso en escena su talento que los caracteriza como país. Entre risas, abrazos y lágrimas, manifestaron qué significó compartir esta experiencia que les deja grandes aprendizajes-compromisos como caminantes de Fe y Alegría constructores de paz.